¿Por qué guardar tus datos de forma Online?

Podrías estar tentado a comprar un disco de 1 o 2 terabytes, o un pen drive,  y usarlo como tu backup primario. Quizás ya lo hayas hecho. Si querés guardar los juegos en 3D que tu hijo adolescente estuvo descargando, o tus películas favoritas, o también para la colección de rock clásico en formato mp3, un backup en disco o pen-drive puede estar bien. Pero pensá dos veces antes de usar eso como tu backup primario para tu disco rígido. A continuación hay algunas razones del por qué.

El consejo es asi de simple como lo practican y predican profesionales de la vieja escuela: nunca guardes tus papeles importantes y las copias en un mismo lugar. Si tu casa u oficina se quema, ¿dónde pensas que estan tus archivos? ¿Si tu casa u oficina se inunda o sufre una sobrecarga eléctrica por un temporal, qué te parece que va a pasar con tu información? ¿Si vas y venís con tu notebook y un pen-drive, que pasa si los olvidás en un café o te roban todo en la calle? En la actualidad con las computadoras generamos o modificamos información todos los días.. ¿honestamente, hacés un backup todos los días?
Tenés que tener una copia de tus archivos en un sitio remoto. Agradecerás a éste artículo y al servicio de backup donde tengas tus archivos online, ya que tu información estará a salvo a miles de kilómetros en California. Y en Argentina. Y en Inglaterra. En el mundo informático, tan volátil y delicado, la redundancia es el verdadero nombre del juego.

Todos los servicios de backup online usan multiples data centers en diferentes países para protegerse a sí mismos contra calamidades regionales. Esto también es una buena idea para tus papeles más importantes, o al menos una copia de ellos. Si no tenés backup online y querés estar tranquilo, mejor dale una copia de tus papeles a tu abogado, poné otra en una caja de seguridad, y enviá otra a tu cuñado que vive a mil kilómetros porque el lo guardaría por triplicado y nunca lo perdería. Lo mismo con pólizas de seguros, certificados de nacimiento, y todas esas cosas.

Segundo, ¿que pasa si la fuente de energía de tu máquina empieza a andar mal y te quemara el disco rígido? Estarás pensando “hey, no hay problema, sería cuestión de conectar mi disco de backup y copiar todos mis datos”. Bueno adiviná de nuevo. Tu fuente de energía acaba de freír tu lindo disco externo, y no, no podés reclamar un reembolso. Dejá que los servicios de backup online [DataQUBO, Amazon, Mozy] se preocupen de las logísticas de tu backup. Es lindo tener la conveniencia de un backup en disco externo o pen drive en casa o el trabajo, pero no pongas todos los huevos en una misma canasta. Contratá un servicio online.

La tercera razón no se trata tanto de backup sino de computación en la nube. Te hacés un backup online de tu disco rígido, y después lo podés acceder desde donde quiera que estés. Si viajás a otra ciudad para cerrar trato con un cliente grande, ¿no sería bueno saber que la presentación en la que trabajaste 16 horas está copiada en la nube? Siempre mantenete pensando en la Ley de Murphy: va a pasarte a vos. Sí, a vos! Tu disco rígido va a morir tan sólo 15 minutos antes de la reunión.

Si tenés una cantidad muy chica de datos que quieras tener en backup, algunos te dirán que hay servicios gratuitos, claro ¿pero quién te garantiza que esa cosa esté funcionando?¿Alguien lo revisa periódicamente y te dice en la cara que funciona? La mayoría de los servicios están en Estados Unidos o Europa, y no vas a poder reclamar nada si perdés tus datos y tu máquina no estuvo haciendo el backup por algun fallo interno.
Además, ¿Leíste la letra chica del contrato? Preparate, porque prácticamente todos los servicios gratuitos pueden acceder a tu información e incluso algunos pueden proclamarla como propia. Después de todo, lo barato sale caro. Los servicios gratuitos no encriptan la información cuando la guardan en sus servidores. La única salvación de esto, es la encriptación de los archivos localmente antes de enviarlos a la nube, con una clave de encriptación que sólo vos conozcas, cosa que prácticamente ninguno de los backups gratuitos te ofrece [para servicio de backup con encriptación automática incorporada ver DataQUBO]. Para fines serios como guardar información de tu negocio y tus clientes, seguramente necesites una solución igualmente seria.
También vas a necesitar un servicio que, además de tenerlo todo automatizado, tenga gente real haciendo seguimiento personalmente, asegurándose de que tu backup se realiza sin fallas, para así despreocuparte del tema. Y que tenga soporte personalizado si precisás que te ayuden por tu falta de conocimiento y/o por estar paralizado de nervios ante la situación de una pérdida de datos. Tomando otra vez por caso a DataQUBO, que incluye en su servicio el seguimiento de los backups en caso que algo en tu máquina falle, y te da asistencia técnica personal ante cualquier caso.

Cabe reiterar, aunque los discos externos y pen-drives son buenos para guardar tus archivos grandes (peliculas, fotos, musica), no lo son tanto para guardar información importante, porque seguirías teniendo todos los huevos en la misma canasta. No los uses. No te engañes a vos mismo. Somos humanos y los backups no son algo que tengamos muy presente en nuestras vidas. Así que cuando lo tiene que hacer uno mismo, se termina haciendo con una periodicidad muy pobre e insegura. Usá un servicio de backup online para dormir tranquilo, vas a notar la diferencia. Y si estás realmente paranoico combiná un backup online y automático como método principal, y adicionalmente un disco o pen-drive pero sólo como backup secundario (cuando te acuerdes de hacerlo). Si nunca llegás a usar el backup, bueno, será tan sólo el equivalente en dinero a cenar afuera un par de veces en el año. Pero si pasa algo y el backup te salva tu negocio esa vez, te vas a dar cuenta de cuánto dinero real puede ahorrarte un buen backup online en términos de pérdidas de información, de clientes, de preocupación, de tiempo, y de dinero. ¿ Además para qué vivir intranquilo esperando a que algo pase? Es cuestión de tomarse un par de minutos, conseguir un backup online, y seguir pensando tranquilo en otras cosas!